Centro Psicológico Gran Vía

Psicólogos Bilbao
Gardoki, 9, 1º Centro
48008 Bilbao - Bizkaia
Las Arenas - Getxo
Mayor, 10, 2ª - Dpto. 3
48930 Getxo - Bizkaia
Barakaldo
Arrontegi, 7, 1º - Dpto. A
48901 Barakaldo - Bizkaia
94 416 09 39

BLOCKING “ACOSO VECINAL”

BLOCKING  “ACOSO VECINAL”

¿QUÉ ES EL BLOCKING?

    Hoy en día la violencia se da en múltiples ámbitos, y en cada uno de ellos recibe un nombre diferente. Es por ello que, en el ámbito educativo se denomina bullying, si es en el trabajo recibe el nombre de moobing, y si es en una comunidad de propietarios, tratándose de acoso vecinal, hablamos de blocking. El término en sí, proviene del inglés, y hace referencia al “bloqueo” que se le puede realizar a una o a varias personas que sean vecinas, con el objetivo de que abandonen la comunidad.
En el caso del blocking, no se hace referencia solo a problemas habituales de la convivencia en la comunidad, sino a una situación continuada y recurrente de acoso. Es por ello, que la persona que lo padece suele manifestar numerosa sintomatología asociada al conflicto debido a la violencia psicológica sufrida.

    Actualmente, el hostigamiento vecinal está incluido en el Art. 172 del Código Penal, que contempla de forma genérica el delito de acoso, refiriéndose a cuando una persona es víctima de alguien que le persigue o perturba de forma constante y habitual. “Si se produce esta conducta en un vecino hacia otro estará cometiendo un delito de acoso que podríamos adjetivarlo como vecinal”, explica Vicente Magro, magistrado de la Audiencia Provincial de Madrid, quien reconoce que todavía no existe una cultura de denunciar esta clase de acoso por ser un tipo de delito nuevo que entró en vigor a partir de la reforma del Código Penal del 1 de julio de 2015.
 
FASES DEL ACOSO

    El acoso consta de varias fases diferenciadas:

  1. Fase de conflicto
  2. Generalmente el acoso suele iniciarse como un problema vecinal de convivencia que en su momento no fue resuelto y que se ha cronificado en el tiempo.

  1. Inicio del acoso
  2. El acosador o acosadores inician las estrategias del acoso frente a la víctima/víctimas. Esta fase puede alargarse en el tiempo debido al inicio sibilino y a la negación que se realiza después por parte de la víctima, y más tarde, por parte de la comunidad.

  1. Intervención externa
  2. En esta fase la situación de conflicto se hace pública y se pone en conocimiento de la comunidad u otros organismos, tratándose de tomar medidas para solucionar la situación que vive la víctima.

  1. Marginación, exclusión, huída o abandono
  2. En esta última fase, en muchas ocasiones la víctima se ve obligada dada la situación que vive a abandonar la vivienda, o a vivir en un sistema de reclusión que le lleva a padecer multitud de síntomas y perjuicios a todos los niveles.

 
TIPOS DE ACOSO

    El acosador, generalmente encuentra diversas formas de agredir a su víctima, siendo entre las más habituales:

  • Amenazas verbales (insultos, desprecios, etc.)
  • Amenazas encubiertas mediante notas, cartas en el buzón, pintadas, etc.
  • Amenazas físicas (agresiones, empujones, etc.)
  • Extender entre la comunidad mentiras y rumores respecto a la víctima
  • Ridiculizar a la persona públicamente por su aspecto físico, raza, cualidades, trabajo o características de personalidad
  • Criticar públicamente a la víctima
  • Aislar e ignorar a la víctima dentro del entorno comunitario
  • Daños en las propiedades: buzón, coche, puerta de casa, etc.
  • Denunciar a la víctima con testimonios falsos constantes
  • Etc.

 
CONSECUENCIAS PARA LA VÍCTIMA Y EL ENTORNO

    La víctima que sufre el blocking padece síntomas de varios tipos, entre ellos, físicos, mentales y sociales, del tipo:

  • Ansiedad
  • Labilidad emocional con múltiples vaivenes en el estado de ánimo
  • Pérdida de autoestima
  • Alteraciones del sueño y la alimentación
  • Sentimientos de rabia, frustración e impotencia
  • Miedo continuado
  • Conductas de evitación y/o aislamiento
  • Irritabilidad e irascibilidad
  • Etc.

    Además de las consecuencias que la propia víctima sufre, también el entorno más cercano, bien familia o amistades, se ven repercutidos por las mismas:

  • Conflictos en las relaciones
  • Desestructuración generalizada
  • Desmotivación y pérdida de interés por proyectos y objetivos personales y comunes
  • Desinterés y falta de participación en las responsabilidades personales
  • En los casos más extremos, abandono del lugar de residencia
  • Etc.

 
CONCLUSIONES

    Se puede concluir que la complejidad del acoso vecinal hace difícil que la víctima tome medidas judiciales para afrontar la situación. En numerosas ocasiones, la persona que padece el hostigamiento se encuentra sola y sin apoyos, ya que el resto de propietarios, en muchos casos, tienden a ser colaboradores del acosador al permanecer en silencio.

    Sin embargo, es reseñable que a nivel terapéutico existen diversas vías de intervención para ayudar a la persona que padece las múltiples consecuencias de sufrir a diario vejaciones como las anteriormente descritas. Dicha intervención estaría orientada a dotarle al paciente de recursos que permitan la consecución de los siguientes objetivos:

  • Afrontar el manejo del estrés
  • Técnicas de relajación para paliar la diversa sintomatología ansiosa
  • Reestructuración cognitiva
  • Orientación y apoyo en caso de iniciar un proceso judicial
  • Abordaje emocional de las múltiples emociones desarrolladas en las diversas etapas del proceso
  • Ayuda en el establecimiento de una red de apoyo a la víctima
  • Estabilización y recuperación del equilibrio emocional
  • Etc.

    Por todo ello, y dada la necesidad de atender y asistir al paciente en los momentos y situaciones que se han descrito, se valora como necesario el inicio de un proceso terapéutico que palie dicha incidencia.
 
BIBLIOGRAFÍA

https://violencia-genero-bullying-abusos.blogspot.com.es

http://es.blastingnews.com

https://stopblocking.wordpress.com/

http://mediacionyviolencia.com.ar

http://www.diarioinformacion.com

http://nuriacanseco.com/acoso-vecinal-o-blocking


-